Categorías
Artículos de interés

Especialidades de UCI.

Os voy a contar en este artículo como están divididas las diferentes especialidades de UCIs en el hospital donde yo trabajo.

En la ciudad donde yo vivo hay dos hospitales públicos, uno en el norte y otro en el sur de la ciudad. En ambos hospitales hay dos tipos diferentes de UCIs, una postoperatoria o de cirugía (se ingresan los pacientes después de una operación complicada) y otra intensivista o de medicina intensiva.

Las UCIs se dividen a su vez, según el tipo de especialidad, en diferentes categorías. Ya que no es lo mismo un paciente que haya tenido un accidente de moto y tenga en diferentes partes del cuerpo los huesos rotos (columna vertebral, brazo, cuello, cráneo), que otro paciente que haya sufrido quemaduras en el cuerpo debido a un incendio en su domicilio. Se trata de cuidados específicos diferentes, de los que hay que tener conocimientos especiales para poder intentar, en el menor tiempo posible, mejorar la salud del paciente para que al final pueda llegar a tener la calidad de vida que tenía antes.

En el hospital sitiado en el norte de la ciudad está la UCI de cirugía abdominal y tórax. También se encuentra en el mismo hospital, pero en otro edificio, la UCI de medicina intensiva especializada en neumología y gastroenterología.

Por otro lado, en el hospital situado al sur de la ciudad, dentro de la UCI postoperatoria, están las especialidades de cirugía cardiaca, politraumatizados y quemados en una misma planta, conectadas entre sí por un pasillo. En la UCI de medicina intensiva de este hospital están las especialidades de cardiología, neurología y nefrología, conectadas del mismo modo que la anterior.

Las UCIs postoperatorias o de cirugía:

– Cirugía de abdomen y tórax. Se ingresan los pacientes después de una operación de abdomen y tórax, como puede ser la extirpación parcial o completa de estómago, intestino o pulmón, por la causa de, por ejemplo, un cáncer.

– Cirugía cardiaca. Se ingresan los pacientes después de una operación al corazón. Entre otras operaciones programadas, las más comunes son operaciones de bypass e implantación de una válvula cardiaca. También se realizan operaciones no programadas, es decir de urgencia vital, como, por ejemplo, disección de la aorta tipo a.

– Politraumatizados. Se ingresan los pacientes que tienen más de un órgano, hueso, y/o musculo dañado. El caso más común es el paciente de un accidente de tráfico, ya sea de coche o de moto. Son, por ejemplo, fracturas craneales, de brazos, piernas… que en la mayoría de los casos tienen que acudir a cirugía más de una vez y continuos controles de tomografía computarizada para observar si los órganos y huesos se desarrollan correctamente.

– Quemados. Pacientes que tienen quemaduras graves de tercer grado en diferentes partes del cuerpo. Se extrae la lesión de la quemadura y se hacen injertos de piel, todo esto en la sala de operaciones para mantener la esterilidad adecuada. Son por ejemplo las quemaduras que aparecen seguidamente de un contacto directo con fuego o líquidos hirviendo (aceite).

Estas UCIs de cirugía están cerca de las salas de operaciones principalmente por dos motivos. Después de una operación hay que transportar al paciente a la UCI y se quiere llegar lo antes posible ya que, en la UCI, contamos con una mayor cantidad de personal y tenemos todo el material necesario a mano. Durante un transporte de un paciente intensivo, solo contamos con el material básico necesario, una enfermera y un médico. Otro motivo por el que las salas de operación suelen estar al lado de las UCIs de cirugía es para que cuando tengamos una urgencia con un paciente en la UCI y halla que volver a operarlo, llegar lo antes posible a la sala de operación. Durante mis 8 meses de prácticas en la UCI de cirugía cardiaca, fueron dos veces las que se tuvieron que volver a operar al paciente en la UCI porque si lo trasladábamos a operación la probabilidad de que muriera durante el transporte era muy alta. Esta decisión la toman los cirujanos.

Los médicos de esta UCI suelen ser los anestesistas. Por cada 10 pacientes hay un anestesista las 24 horas del día al que se le consulta cada vez que veamos que algo no va como debería ser. Los cirujanos hacen la visita por la mañana antes de las operaciones programadas, en caso de emergencia se les llama. Hay un cirujano, por cada especialidad, de guardia también las 24 horas del día.

UCIs intensivistas o de medicina interna:

– Neumología. Se tratan a pacientes que tienen patologías respiratorias agudas como, por ejemplo, una neumonía, que es una infección del pulmón causada por un virus (corona virus) o una bacteria. Haré un artículo específico sobre pacientes con corona virus ingresados en la uci ya que es el tema de actualidad.

Aquí tienen una máquina muy especial que se llama ECMO (Oxigenación por membrana extracorpórea). La ECMO se encarga de oxigenar la sangre venosa de cuerpo cuando el pulmón del paciente, incluso con la ayuda de ventilación mecánica, no realiza esta función. La máquina devuelve la sangre, ya oxigenada, al paciente.

– Gastroenterología: es la especialidad que se encarga de los pacientes que tienen un problema en el sistema digestivo como puede ser un sangrado digestivo agudo superior o inferior, es decir, que vomite o defeque sangre de manera masiva. A los pacientes con este tipo de patologías se les realizan gastroscopias y/o colonoscopias, dependiendo de la procedencia de la sangre, para localizar la lesión y detener el sangrado a través de diferentes mecanismos.

– Neurología. Entre otras patologías neurológicas, las más frecuentes son derrame e infarto cerebral. Los pacientes son trasladados a esta UCI después del diagnóstico y/o intervención para tener un control continuo sobre ellos. A estos pacientes hay que controlarle sobre todo el estado de conciencia, es decir, si están cansados, medio dormidos, dormidos o despiertos. También es importante que muevan las cuatro extremidades (brazos y piernas) , que entiendan todo lo que se les pregunta y respondan adecuadamente.

– Cardiología. En esta UCI se ingresan a los pacientes después de una reanimación cardiopulmonar, los que han tenido un infarto al corazón, a los que se le han implantado una válvula cardiaca (aorta o mitral) sin intervención quirúrgica y en general todas las arritmias cardiacas, entre otras.

Aquí cuentan con una seria de máquinas muy específicas que son importantes para recuperar la función del corazón. Voy a mencionar algunas como BBIA (Bomba de balón intraaórtica) reduce la carga del ventrículo izquierdo e incrementa la perfusión del corazón; Impella que disminuye el gasto cardiaco en el ventrículo; Thermogard controla de manera central y específica la temperatura central del paciente. En esta UCI también se utiliza la ECMO.

– Nefrología. A pesar de que en todas las UCIs se realiza diálisis, a través de una máquina que de llama Genius 90, en caso de que el paciente padezca una insuficiencia renal aguda durante su estancia en la UCI, en esta especializada de nefrología tienen otro tipo de máquinas de diálisis más específicas. Por eso se trasladan aquí a los pacientes que requieren de cuidados intensivos y tiene una insuficiencia renal aguda o crónica.

En las UCIs internistas trabajan médicos especializados, es decir, que en una UCI de cardiología trabaja un cardiólogo, en la UCI de neurología un neurólogo, y así correspondientemente.

Los médicos intensivistas están a nuestra disposición las 24 horas del día, con sus correspondientes turnos de 8 horas, es decir, que siempre hay un especialista al que le puedes preguntar, o en caso de emergencia. Están también a cargo de 10 pacientes. En el caso de que, por ejemplo, un paciente con una patología cardiaca que está ingresado en la UCI de medicina interna de cardiología tenga otro problema que no tiene nada que ver con esta especialidad, se avisa al médico específico correspondiente que acude a la UCI lo antes posible. Si un paciente empieza a sangrar por la nariz, se avisaría al otorrinolaringólogo. Si le salen manchas en la piel, se informaría al dermatólogo. Nuestro trabajo como enfermeras es tener vigilado en todos los aspectos al paciente y en caso de anomalías avisar al médico internista que tenga turno en nuestra UCI y ya este se encarga del resto.

En el hospital donde yo trabajo también hay otras especialidades de UCIs como, por ejemplo, neonatal (para bebes) o pediátrica (para niñ@s menores de 18 años), de las que no voy a escribir por falta de información. Os he contado como están distribuidas las UCIs desde mi experiencia, pero en la ciudad donde tu vives hay otros hospitales que tendrán las UCIs distribuidas de otra manera y con diferentes especialidades. Con este articulo os podéis hacer una idea de la complejidad que tiene esta área de la sanidad.

Espero que halláis disfrutado leyendo este articulo tanto como yo escribiéndolo y que os haya servido de ayuda.

Para terminar, me gustaría agradecer a mi hermana Almudena su paciencia y generosidad por leer este artículo antes de publicarlo y darme su opinión, ya que en algunos casos me cuesta trabajo encontrar la palabra perfecta, sobre todo en palabras más técnicas. ¡Gracias por tu tiempo!

Si tenéis alguna duda o queréis que escriba sobre algún tema específico podéis mandarme un correo electrónico a: virginia@cuidado-intensivo.com.

Fdo. Virginia, una enfermera de UCI.

Una respuesta a «Especialidades de UCI.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.